Y un día, 
por llevarte la contraria una vez más,
llevaré yo la iniciativa.
Ese día, 
las señales serán de verdad,
y habrá ciervos en la carretera.