Ella acostumbra a obligarse a pensar con la lógica,
que ya no sabe si es un efecto secundario o su coraza.