Cansada de besar príncipes y que le salieran ranas,
la princesa cambió de estrategia, 
ahora besaba ranas.