El uno, a base de aceleraciones cardíacas
el otro, untándolo todo con palabras.