Y puede que al final resulte ser 
que no me ahogue en el inmenso incierto de tenerte 
entre tan dulces y discretas tentaciones.