He buscado la palabra, la esencia, reducir el mensaje al máximo, que no hubiese redundancias, palabras de más, o de menos, porque nada de lo que pueda decir ahora, es menos importante que todo lo demás que podría no saber explicar, no saber decir, o simplemente, no querer mostrar.




La solución, otro mensaje en mi botella.