Y estamos aquí y hoy.

Digo que podía ser mañana y en otro lugar, donde haga muchomuchomucho frío, no tan lejos como la Antártida, no confundir con Groenlandia, que a veces pasa, que uno piensa un lugar con frío y luego no sabe situarlo. Porque a veces el lugar no es un espacio geográficamente identificable con sus grados, latitud y longitud y distancia del meridiano de Greenwich. El lugar, es donde suceden las cosas, y a mi es que si no pasan cosas, me da igual que sea la Antártida como Groenlandia, que la distancia es la misma. Se llama distancia y no lleva apellidos, que yo las mido todas en lo que hecho de menos, así que todo me parece lejos, hasta cuando se me pega la cabeza a tu frente, que digo yo, que eso es la fuerza de la gravedad o alguna fuerza centrífuga interna o simplemente la ley de atracción de los cuerpos. Bueno, que al final, las cosas suceden o no y las personas están o no, y que el lugar, da un poco igual, si hace fríofríofrío, es lo mismo, no?

Lo que quería decir, no era esto, como siempre las palabras e ideas revolotean ahí dentro, pero se enzarzan y no salen o salen sin filtrar o se filtran todas, es raro, digamos que son anarquistas mis ideas y hacen lo que quieren, yo creo que no saben encontrar la salida, habrá que ponerles un letrero, como ese que brilla en...bueno, no sé, al final, no digo nada, pero sigo hablando, o escribiendo que no siempre encuentro quien me escuche, bueno que me oiga si, pero que frunza el ceño y haga muecas hacia el lado derecho, yo que sé, no lo sé, que si lo supiese escribiría, pero...