Y puede ser...




Que simplemente sea casualidad que el lugar más lluvioso en este mundo se llame Lloró,
en pasado o ataque escampé.