Además, a mi gusta,  mucho

ya lo sabes;

los caracoles también,

pero esas historias que se esconden, incluso mucho más, 

sobretodo, porque yo creo que un día seremos los protagonistas, quizás en otra historia o de un modo diferente, pero las viviremos, y de alguna forma, te acordarás y sabrás que no estaban tan mal planteadas ni tan sobradas de exageración, sólo les faltaba madurar, tiempo y una oportunidad.

Como a todo(s).