Hay ron, colacao y gominolas, la cuestión es elegir.
Mi opción a ti no te gusta; la tuya, a mí, me disgusta.