No, es casualidad







Si hasta los libros nos nombran las noches, 
las páginas de su y nuestra historia.
Amores de libro en el párrafo final.