Tras alguna palabra de más y algún hecho de menos;
a los márgenes del reloj, el tiempo y lo nuestro.