Tercer cuarto del partido,


Antes, mis miedos te pedían pasos, y ahora haces triples en mis recovecos.

Yo prometo no perder, tu procura dejarte ganar.

Tu turno.