Finales de octubre,
sin perdices con hache y sin ene;
tendré que buscar algo mejor en lo que derrochar mi tiempo.