A estas horas, en algún lugar de esta tierra estaré recogiéndome el pelo;
te mandaría una foto, pero mis ganas de abrazarte no son fotogénicas.