Postre



Nada mejor que equivocarse de cantidades,
cuando se habla de placer.