Según Darwin, la clave de la supervivencia y/o evolución está en la adaptación; se equivocó: 
adaptándonos, hacemos más fuertes a los demás, no a nosotros mismos. Evolucionan, nos superviven.