Y me asusta pensar que sí, que es tu respiración,
la banda sonora de mis mejores noches.