Estimados pasajeros,


He perdido la capacidad de hilar palabras, ya no encuentro letras que unir que expliquen la dulzura de sus manos, ya no hay comas que expliquen sus susurros heroicos, ya no hay exclamaciones que hablen de nuestros momentos mejor que el cuerpo a cuerpo, los acentos ya no cuentan las canciones que nos nombran, los interrogantes ya no son deseos sino realidades, los números ya no llegan para cifrar lo que se siente, ya sólo quedan suspensivos, como miguitas de pan que indican que todavía quedan aventuras que vivir, intentando navegar en sus ojos color azul horizonte.


Se me ha olvidado como escribir(nos) mejor que vivirnos,

todo lo demás, lo recuerdo bien.



                                             Suya,