Y jugando a ser un latido intermitente,
yo repetí en el sin querer quererte.