Y era así, a la manera en que los rayos de luna derriten la mantequilla.