Yo no quiero ser anclarme en las nimiedades del pasado,
porque aunque el ancla siga puesta, yo ya he soltado amarras.