Ya dijo Dickens que hay cuerdas en el corazón humano que sería mejor no hacer vibrar,
por si no vibran, por si no encuentras las cuerdas, por si no hay corazón humano.