Es domingo.

Abrí los ojos sin las sábanas de florecillas rosas que me quitaron el frío las dos últimas noches. Me faltan.

Y me faltas.