Entonces, he estirado mi brazo y he soñado...
aunque sé que es sencillamente imposible que sucediese,
no sé convencer a la piel y al corazón tan fácilmente.