Sabes?



Es nuestro contraste de temperaturas,


lo que nos mantiene en equilibrio.