Y al final, se lo quitó. 
-Es para verte mejor - le susurró Caperucita, sonrojada por su atrevimiento.